¿Cómo comprar libros cuando NO hay presupuesto?

como comprar libros cuando no hay presupuesto

Desafortunadamente, estos días no he podido continuar leyendo, mi libro de turno aún espera por mí. Pero, pensando sobre qué compartir, descubrí lo importante que es ir formando una biblioteca propia. Además que hay muy buenas ideas para tener un espacio en casa solo para libros, es muy importante crear una biblioteca propia para compartir con otros la sabiduría y el mensaje que deja cada uno de los libros que leemos. Aunque cuando el presupuesto es limitado, comprar libros pasa a segundo, tercero o cuarto plano y tener una biblioteca propia es algo difícil. Si bien es cierto que se pueden descargar libros gratuitos, no hay nada mejor que sentir cómo pasan las hojas, las letras y las ideas. Por eso, hoy voy a compartir algunas ideas sobre cómo comprar libros cuando NO hay presupuesto. ¡Descúbrelas!

También puedes leer: ¿Qué hacer para que tu casa sea llamada “La Casa del Libro”?

#1 Ahorrar

Puede sonar hasta ilógico para comprar libros, pero no se trata de tomar una parte de tu presupuesto mensual para ahorrar y comprar libros. ¡Es algo más sencillo! En ocasiones, tener monedas es algo molesto porque es demasiado pesado cargarlas. Así que si te dan de cambio monedas, lo mejor es que tengas un monedero, bote o alcancía donde colocarlas. Al final de mes puedes tener una cantidad considerable que puedes utilizar para comprar un libro; aunque sea pequeño pero muy gratificante.

#2 Dedícate a la venta

Esto además de ayudarte a comprar libros, también significa ingresos extra. Lo que puedes hacer es vender lo que ya no uses pero que se encuentre en buen estado y por supuesto a precios accesibles. En casa siempre hay algo útil que no se utiliza, pero que para alguien más es indispensable.

Incluso, podrías hacer un trueque, tu das algo a cambio si te dejan un libro. Lo principal para llevar a cabo esto es que sea un win-win.

#3 Visita bazares

En los bazares o ventas de garaje puedes encontrar un buen libro y que cuesta muy poco. Así que si ves alguno cuando andes caminando por las calles, entonces ve, explora y descubre una nueva aventura, con un nuevo autor e historia.

Leer es muy placentero y gratificante pero hay que recordar que este placer cuesta. Aunque ya tienes algunas ideas para comprar libros con bajo presupuesto, además también se pueden realizar intercambios, clubes de lectura, visitar bibliotecas, etc. ¡Hasta la próxima!

Firma Sophia Valenzuela