Travesía 20 19

Travesía 20 19 By: SHELUBRMURC

Fue entonces cuando creí que mi año no tenía sentido, que había sido fuerte e implacable conmigo, nada a mi favor, todo en contra. Largas noches de insomnio, necedad de querer estar solitaria, unos días con el corazón destrozado, otros con el alma rota.

Ante la soledad como única compañía, apague las luces y aunque respeta mis silencios a mi lado siento al oído su susurro perentorio: si borras de la memoria tus recuerdos, podría ser que cometieras los mismos errores una y otra vez. Es mejor recordar, así, tendrás en cuenta las lecciones aprendidas. ¡Sonríe y mira a tu alrededor! Alguien te necesita en su vida y por ello, sigues aquí.

Mis ojos se giraron y allí estaba ella; mi pequeña y gran amor, mi motor, mi luz, una parte de mí, un regalo del cielo y la mayor bendición que Dios me ha concedido. Con quien rio hasta qué duele el estómago, mi cómplice , mi heroína, el único ser capaz de convertir mis penas en esperanzas para teñirlas de mil colores.

¡Pensé ! nooo …, no puedo permitirme que ni ella, ni nadie me vea derrotada. Poseo grandes tesoros: el universo me otorgó una nueva vuelta al sol; tengo una familia increíble, dispuesta y presente siempre en medio de mis tormentas, testigos de mi valentía y mi firmeza ante la vida ; amistades aunque muy selectas, leales y transparentes (léanse) que me han visto regar lágrimas tras mis miedos. Todas, personas mágicas que me conocen y saben que mis sufrimientos los cambié por victorias que porto con honra y gratitud.

Comprendí que no todos los obstáculos vienen a perturbarnos, que algunos llegan para despejarnos el camino; entendí que malgasté mis buenas vibras, porque sobrepuse lo que no era importante y me robó protagonismo, que muchas cosas las merecía porqué sí o porqué no y que en mis ojos demasiadas veces llovió en vano, sin saber que “El Creador” me había hecho un favor.

Me han mostrado como ser más fuerte y exitosa, me han dicho que si volviese a tropezar no caeré, sino volaré más alto. Aún en cuento, la luna esta sola, pero no deja de brillar, así que nada fue perdido, algunas adversidades y personas se fueron de mi vida; pero otras llegaron con flores, para revivir lo que ya estaba muerto en mí, tanto que, hasta olvidé que tengo cicatrices.

Jamás debo volver a sentir miedo de ser yo misma; a lo que realmente temería sería a perder mi esencia y a tener que complacer a otros antes que a mí, o amar a quienes no sean merecedores de mi corazón.

Hoy decidí que mi amor por muchos es muy grande, pero no más que el mío propio. Pues las réplicas no valen lo mismo que la original, Yo; sin considerar negativo el ser diferente, pero es mejor que parecerme a todos.

Me autofelicito, porque llegue al final y pese a las duras pruebas, conseguí y obtuve mucho más de lo que esperaba y creí no merecer.

Quizás no estoy dónde quiero y con quienes quiero, pero me desbordo de felicidad porque al menos no me encuentro en donde estaba antes. Lamí y cure yo misma las heridas que me dejó esta guerra y no me lamentaré más; porque aunque sanen, ya no seré la misma MUJER.

SHELUBRMURC